domingo, 13 de abril de 2014

Un pequeño paseo por la sierra de Hornachos

La zona de Hornachos hace tiempo que la tenía pendiente, no conocía mucho el lugar, y hace algunas semanas fui a dar un paseo por allí, aprovechando que había salido un buen día, y no había previstas altas temperaturas.

La información que había encontrado no era mucha, confiaba en informarme mejor al llegar al pueblo. Me acerqué a la oficina de turismo, donde tenían algunos folletos. En uno de ellos aparecía un mapa con algunas rutas recomendadas, pero ya me avisaron de que apenas estaban señalizadas. En parte tampoco suponía ningún problema, pues los caminos que hay son los que estaban en el mapa, y alguna marca de pintura indicando alguna bifurcación. Al final, el camino que tomé fue uno cortito, lo que marcan como Camino de los Escalones y Fuente de los Moros, unos 7 km.

Comienza subiendo hacia el castillo, desviándome para llegar a las ruinas, con unas vistas preciosas de Hornachos. La subida es algo lenta, además de pendiente había muchos arbustos, mucha vegetación baja que casi cerraba el camino.

Primeras vistas de la subida

Hornachos

El campo lleno de flores

Las ruinas del castillo desde el camino



De vuelta al camino, subiendo un poco más


Otra vista del castillo


En una bifurcación se puede seguir adelante, o ya tomar la parte alta de esas montañas, donde el camino pasa a ser llano, pero plagado de jaras dejando intuir el camino. En ese momento todavía estaban por florecer, ahora ha de ser espectacular.




En un punto del camino los árboles casi cierran el paso


Había un punto en el que parecía haber un camino que bajaba ya hacia el pueblo, pero no descendí por él, preferí seguir adelante, hasta llegar a una casita medio perdida, una pequeña construcción aislada en lo alto de una vaguada. Y ahí empezaba a bajar ya entre piedras sueltas y antiguos muros. Un descenso un poco lento, pero no demasiado largo. Una vez llegado al camino asfaltado está la fuente del Moro, y desde ahí al pueblo solo quedaban unos pocos metros más.

Bajando de vuelta al pueblo

Interior de lo que creo que es la Fuente del Moro


Una calle de Hornachos

lunes, 7 de abril de 2014

Primavera en Mérida

Llevo una temporada sin actividad en el blog, no consigo ponerme las pilas, y eso que voy acumulando fotos para subir. Aprovecho un hueco para escribir un poco.

La primavera trae el florecer de las flores, cambia el colorido del campo. Y la ciudad se llena de rincones a los que acercarse con la cámara. Esto es lo que he pretendido, captar sobre todo árboles en flor, aprovechar que el objetivo actual que tengo me permite acercarme mucho más a las flores. Aunque no solo son flores, también es el verde de los campos que hay en las afueras, aunque en una ciudad pequeña, esas afueras están cerca.












lunes, 10 de marzo de 2014

Buscando orquídeas

Hace ya algunos días, fui con un compañero a un campo de las afueras de Mérida, por la zona de Carija, en busca de orquídeas. Yo sería incapaz de encontrarlas, pero para algo él conoce el entorno y las flores (lleva el blog de Proyecto Orquídea). Nos adentramos y buscamos algunas. No sé de qué especies son, me limité a fotografiarlas en cuanto las localizamos.

También me sirvió como ejercicio de fotografía con macro, o al menos uno de los primeros contactos. no llevé trípode, ni trabajé con la profundidad de campo, dos elementos que he de tener en cuenta la próxima vez que vaya buscando flores.










Como la tarde no la pasé solo con las orquídeas, aquí pongo algunas fotos más que tomé por el entorno. Al menos las que me han quedado bien, pues algunas flores no hubo manera de enfocarlas correctamente.






domingo, 23 de febrero de 2014

Valdelacalzada en flor - AFEA


Después de un período de calma fotográfica, hoy he retomado las salidas con la asociación fotográfica AFEA. El destino previsto era Valdelacalzada, ya que celebran un festival de flores, aprovechando la floración de los árboles frutales. Hemos estado a punto de cambiar los planes, ya que las flores que esperábamos encontrar no estaban en pleno esplendor. Pero al final hemos ido a ver qué tal estaba aquello, y a aprovechar el festival.

Las decoraciones florales que hemos visto no eran muchas, pero algo había: farolas cubiertas con flores de papel de seda, y flores hechas a partir de material reciclado en las ventanas de las casas. Puede que busquen ser como el festival de Campo Maior, en Portugal, pero aún tienen que seguir creciendo.

Y luego hemos ido a los campos que rodean el pueblo a buscar los frutales en flor, donde hemos encontrado algunos bien cargados, otros que ya las habían perdido, y otros que todavía necesitaban algunos días más.

Parte del resultado es el que muestro a continuación. Además, tenía que ir probando el objetivo nuevo, y por ahora estoy contento con el resultado, gano en nitidez respecto al que tenía, y también en las posibilidades de macro. La pega es que para fotografiar en detalle las flores hay que acercarse mucho, y se trabaja a unas profundidades de campo escasas, donde un par de milímetros de movimiento pueden hacer que lo que quiero se salga de foco. Y lo que en la pantalla de la cámara se ve muy bien, luego no lo está tanto. Pero entre tanta foto seguro que las hay que valen la pena, al menos para mí.

Flor a partir de una botella de plástico






Un solar lleno de flores salvajes

Buscando los árboles en flor


A contraluz



La luna permanecía en el cielo

Flores a punto de salir



Las responsables de las fotos (la mía es la Canon del centro). Fotografiadas con el móvil
Related Posts with Thumbnails