martes, 10 de enero de 2017

Senderismo por el Montseny: en busca de la avioneta estrellada




Powered by Wikiloc

Hace 16 años, una avioneta se estrelló en las montañas del Montseny. A día de hoy todavía se encuentra el aparato, y es un punto de atracción de paseantes, aunque no forma parte del parque natural. Me lo habían comentado, y buscando en wikiloc encontré algunas rutas que indicaban el punto donde estaba. La excursión es bastante sencilla, y muy atractiva.

Comenzamos aparcando en Santa Fe del Montseny, ya está el lugar habilitado para recibir a la gente. Desde allí comenzamos a caminar hacia el embalse, el cual bordeamos por uno de los laterales, hasta llegar a la presa. En ese punto tomamos el camino que va hacia Riells.

Un rato más adelante hay otro cruce, y continuamos también por el camino que indica a Riells. El otro camino, al empedrat de Morou, lo tomaremos a la vuelta. El camino aquí empieza a bajar, y hay un punto en el que abandonamos el camino, porque unos pocos metros más arriba se encuentra la avioneta. Poniendo atención se ve desde el camino, si se sabe el momento en el que hay que buscarla. Pero es fácil que haya más gente paseando por allí, por lo que se facilita la búsqueda.

Retrocedemos hasta el cruce mencionado anteriormente, y volvemos por el empedrat. Además de una gran roca que cruzamos por encima, el camino pasa por una alfombra de hojas marrones, por lo que otoño es un buen momento para pasear por ahí.

Restos de una tubería junto al camino


Embalse de Santa Fe

Un momento de niebla cercana

Restos de la avioneta




El camino de vuelta

Empedrat

Paisaje otoñal

martes, 1 de noviembre de 2016

Argentina: Chorrillo del Salto

(Visitado el día 22 de octubre)

El último día en el Chaltén tenía la mañana para hacer cosas, a las 6 de la tarde un autobús me llevaría de vuelta al Calafate. Y aunque tenía tiempo, llevaba ya cansancio acumulado, había hecho el día anterior 24 km de ruta, un día antes 18, y otro más kilómetro y medio sobre hielo. Así que busqué entre las rutas pequeñas, y me llamó la atención la del Chorrillo del Salto, una cascada de la zona.

Nuevamente tuve que cruzar todo el Chaltén, y llegar al inicio de la ruta del Fitz Roy. Pero en lugar de tomar el camino, a la derecha sigue la carretera de ripio. Es un camino incómodo, por el que hay que caminar un par de kilómetros. Creo que hay transporte al sitio, pero para la distancia que es, no vale la pena. Después de esos dos kilómetros sale un camino separado de la carretera, pero siguiéndola en paralelo, a lo largo de otro kilómetro más, aproximadamente. Llega un momento en que se empieza a escuchar el agua caer, lo que nos indica que ya llegamos. Iba con la idea de encontrarme algo pequeño, pero la verdad es que tiene cierta altura, un salto principal y bajo él muchos pequeños, y es un lugar que vale la pena ver.

Foto:
Río Vueltas, visto desde más abajo

Foto:

Foto:

Foto:

Foto:

Foto:
Una vista completa del salto

Argentina: senderismo del Chaltén a la laguna de los Tres y Fitz Roy

(Visitado el día 21 de octubre)

Powered by Wikiloc

El cerro Fitz Roy domina el paisaje patagónico desde la distancia. Impone, esa montaña casi solitaria, destacando en su entorno, con sus paredes verticales. Ya desde el Chaltén se aprecia, y hay una ruta que llega a su base, en concreto a la laguna de los Tres.

Lo bueno que tiene el Chaltén es que para el senderismo ya sales con las botas puestas desde el alojamiento, hay rutas que no necesitan desplazarse. Aunque desde el lugar donde me quedaba hasta el inicio de la ruta había un kilómetro y medio, distancia a tener en cuenta. El comienzo de esta ruta está en el extremo norte del pueblo, y como la ruta anterior, está marcada, y perderse es imposible. Así que comienza subiendo, y el primer punto destacado es un mirador sobre el río de las Vueltas. Aquí ya empiezan las vistas impresionantes.

Foto:
Saliendo de mi alojamiento

Foto:
Parte del Chaltén

Foto:
Inicio oficial de la ruta, al final del pueblo

Foto:

Parte de la ruta corre entre bosques, resguardados del viento, pero sin vistas. Aunque no por eso desmerece. Pasamos una bifurcación, tomando el camino del mirador del Fitz Roy, y dejando la laguna Capri para después, pues por aquí llegamos a un punto en que salimos del bosque y vemos la primera panorámica del Fitz Roy y sus picos vecinos.

Foto:
Una parte del camino

Foto:

Foto:
En el primer mirador de la montaña

El camino continúa, a veces por bosque, otras veces abierto, y en algún momento por lo que se intuye que en otros momentos es el curso de un río. Puntos destacados son la zona de acampada de Poincenot, algunos desvíos a otros lugares de la zona, y el río Blanco. Este río marca más o menos el final de lo que era la subida suave. Frente a nosotros tenemos un cerro que tapa el Fitz Roy, y en el que se ve un camino que es el que tendremos que subir. En un kilómetro de distancia tenemos un desnivel importante, se tarda más de una hora, armándose de paciencia. Pero al llegar arriba, ver la zona nevada, la laguna de los Tres helada, y sobre todo, el cerro Fitz Roy frente a nosotros, vemos que ha valido la pena el sacrificio.

Foto:
Más bosques

Foto:

Foto:

Foto:
Delante de la montaña nevada se ve el cerro que hay que subir, intuyéndose el camino

Foto:

Foto:

Foto:
Las lagunas Madre e Hija

Foto:

Foto:
Es habitual ver nubes formándose en el pico Fitz Roy

Foto:
Y finalmente, la laguna de los Tres, completamente helada, y el pico frente a ella

Foto:

Foto:

Foto:

La bajada sin incidentes, poco a poco, pues se va haciendo larga. Hay marcas a cada kilómetro, y cuando ves que avanzas a un ritmo tranquilo, que tarda en llegar la siguiente, puede ser desesperante. Finalmente, al volver al desvío, tomé esta vez para ir a la laguna Capri, un rincón igualmente bonito y tranquilo. Paré solo para hacer una foto, pero hay un área de acampada que está invitando a quedarse ahí.

Foto:

Argentina: senderismo del Chaltén a la laguna Torre

(Visitado el día 20 de octubre)

Powered by Wikiloc

Hoy he comenzado la jornada desplazándome desde el Calafate al Chaltén. Son cerca de 3 horas de viaje, por carreteras rectas que recorren la estepa patagónica. El objetivo es la montaña de Fitz Roy, cerro que se aprecia al poco de salir del Calafate: sobresale una montaña marrón claro entre las cumbres nevadas de los Andes, y ahí es. Desde que se empieza a ver hasta llegar pueden ser más de 200 km.

Foto:
Carretera patagónica

Foto:
El Fitz Roy, con el pueblo del Chaltén a sus pies

Al Chaltén la llaman la capital del senderismo, y es que desde el mismo pueblo hay varias rutas que se adentran en la sierra. Justo antes de entrar, el autobús para en el centro de recepción de visitantes, donde nos explican las normas del parque (estamos en el extremo norte del Parque de los Glaciares, el mismo que visité ayer para el glaciar Perito Moreno) y las rutas que son en realidad accesibles para casi todo el mundo.

Y la que he realizado sube hasta la laguna Torre, al pie del cerro del mismo nombre, cerro Torre. Seguir el camino es muy fácil, hay indicadores y está marcado. A ratos excavado, otros ratos entre vegetación, y en otros momentos han colocado piedras y troncos caídos a modo de limitadores. No es una ruta difícil, al inicio es algo más agreste, pero se deja llevar con un poco de paciencia. Hay un par de miradores, el primero a una cascada, y el segundo creo que es a la sierra Toro, donde están los cerros más espectaculares de la zona. En todo momento vemos el objetivo para llegar. Buena parte del camino es bastante llana, pero cuando se tienen molestias, todo se hace largo. Pero al final, en el kilómetro 9 teníamos la laguna, llena de trozos de hielo, con nieve (incluso puede que un pequeño glaciar) al fondo, y el pico sobresaliendo. Una imagen preciosa.

Foto:

Foto:
Alejándome del Chaltén

Foto:

Foto:

Foto:

Foto:

Foto:

Foto:
El Fitz Roy empieza a quedar oculto

Foto:

Foto:
Diferentes paisajes en la ruta

Foto:

Foto:
La Laguna Torre

Foto:

Foto:

La vuelta por el mismo sitio, me ha tocado sufrirla. Había momentos en que me costaba andar, caminaba 10 minutos y tenía que parar otros tantos. Llevo muchos días cargando el peso de la cámara y alguna cosa más en la mochila, y mi espalda se resiente. Pero sujetando la mochila, separándomela de la espalda, la molestia se me ha quitado y he podido caminar. Si no, habría sido muy difícil recorrer 9 kilómetros.
Related Posts with Thumbnails